Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Archivar en la categoría “Libros”

Feliz Día del Libro 2017

Celebremos el Día del Libro 2017 con unas palabras de Michel Houellebecq («Toda una vida leyendo», Intervenciones, Anagrama, Barcelona, 2011, pág. 250):

Ahora leo un poco menos a mis contemporáneos, más bien releo; es normal, estoy envejeciendo. También sé que seguiré leyendo hasta el día de mi muerte; puede que deje de fumar, seguro que dejaré de hacer el amor, y la conversación con los demás perderá interés; pero no puedo imaginarme sin un libro.

Aloha.

Anuncios

Málaga 451: La Noche de los Libros

En la noche del pasado viernes 21 de abril se celebró en La Térmica (Centro de Cultura Contemporánea de la Diputación de Málaga) la tercera edición del festival Málaga 451: La Noche de los Libros.

Leer más…

Todo es rendición

Todo es rendición,
alargada presencia.

Estos versos nacieron de la sensibilidad de Inmaculada Sánchez Alarcón, Inma, que nos ha sido arrebatada. Que rompa la oscuridad de esa sala eterna y vacía la proyección luminosa de sus poemas. Leer más…

Quince años de tertulia en Librería Rayuela

Fue el 25 de enero de 2001, jueves último del mes, sobre las ocho y media de la noche. Juan Manuel Cruz, de Librería Rayuela, de Málaga, había convocado en tal fecha a nueve personas que no se conocían entre sí. Todas ellas tenían un único punto en común: su amor a los libros, que él, como librero de raza, había venteado. Yo formé parte de aquel grupo. La intención era la de poner en marcha una tertulia en la que, mensualmente, compartir nuestras experiencias como lectores de un texto que iríamos proponiendo por turnos, o por apetencias, o por cualquier otro motivo. Leer más…

Rocanroleando en el Litoral

Mi amigo José Luis, con quien quiero tanto, que dijo el poeta, me ha brindado la oportunidad de dar a sus alumnos mi charla sobre Literatura & Rock’n’Roll, lo cual me ha permitido, durante un par de horas, volver a un instituto en donde no sé si fui feliz, pero del que guardo hondamente recuerdos y afectos que hicieron de mí mejor persona.

La técnica me (nos) ha jugado una mala pasada, otra vez. Leer más…

Universal literatura

De vuelta en septiembre, quiero saludar a las alumnas de Literatura Universal de 1º de Bachillerato (solo a ellas porque solo son ellas, no hay ellos), asignatura que se imparte —y que imparto yo— este año por primera vez. Leer más…

Sobre la blasfemia

La blasfemia forma parte de la religión popular. Desconfiad de un pueblo donde no se blasfema: lo popular allí es el ateísmo. Prohibir la blasfemia con leyes punitivas, más o menos severas, es envenenar el corazón del pueblo, obligándole a ser insincero en su diálogo con la divinidad. Dios, que lee en los corazones, ¿se dejará engañar? Antes perdona Él —no lo dudéis— la blasfemia proferida que aquella otra hipócritamente guardada en el fondo del alma, o, más hipócritamente todavía, trocada en oración.

Antonio Machado, Juan de Mairena. Sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo, 1934-1936.

Hoy el mundo es plomo

Francisco Fortuny, «No me hago ilusiones», Fata Morgana o los efectos de la causa, Valencia, Pre-Textos, 1997, Págs. 44-47.

Un abismo se me abre
voraz como espeso ahogo
delante de cada día
que pasa, y lo paso. Y es
más ancho según estiro
la zancada exhausta. Siempre
he mirado hacia el futuro
con esperanza. Ahora siento
que el futuro es una meta
sin recompensa. Yo he sido
un hombre dichoso. Pero
también una rara mente
que siente y un corazón
que sabe ver: mis agudos
errores daban con tino
en la diana cazadora
de una verdad que se ha vuelto
invisible para un mundo
que ha tiempo perdió la fe
en su Causa: nadie quiere
ser cazado cazador
de la Belleza. Yo he sido
—verso a verso y día a día—
rastreador de una luz otra
que a nadie gusta o no entiende
nadie. Estoy solo. No tengo
amores porque he querido
por vocación creer solo
en el Amor, con mayúscula:
antiguo Dios inocente
y malvado. El corazón
se me llena de dulzura
solo cuando un buen amigo
de esos que duran la vida
entera me llama a casa
[…]
Hoy el mundo es plomo. Todo
se ha vuelto plomo: pesado,
pesado y gris: como en una
alquimia invertida y triste.
No queda ilusión. No puedo
vivir. […]
El imperio de los tontos
ha vencido al inocente
niño heroico que, en conciencia,
quise ser. Me encuentro solo.

Paisaje visto desde un tren

«La memoria se ha ido encanijando, hundiéndose entre las malas hierbas del olvido, tal como esas grandes civilizaciones de cuyo esplendor y abundancia apenas queda nada, unos trozos de pergamino, unas ruinas, Leer más…

Gratitud eterna

«debemos hacer una reverencia de gratitud a los fundamentalistas, que nos recuerdan lo peligrosos que son los libros.»

Hanif Kureishi, La última palabra, Barcelona, Ed. Anagrama, 2014, pág. 91.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: