Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

La casete de follar (George Michael in memoriam)

No veas qué añito lleva el mundo de la música popular, y me cuento veinte. De David Bowie a George Michael, pasando por Prince, Maurice White, Merle Haggard, Glenn Frey, Paul Kantner, sir George Martin, Keith Emerson, Greg Lake, Alan VegaLeonard Cohen, Sharon Jones, Prince BusterBilly Paul, Leon RussellScotty Moore y Rick Parfitt, que ha sido el penúltimo, aquí al ladito. Y todavía le quedan cinco días a este año terrorífico.

«George Michael descansa en paz». Este mensaje lo he recibido esta mañana dos veces, procedente de dos personas distintas, dos de mis mejores amigos, siempre al pie del cañón. Estas cinco palabras —no encierran sorpresa— han hecho que volviéramos a estar todos juntos otra vez. Ellos, yo y los que se fueron alejando en los recodos del tiempo.

Nos he visto a los que éramos entonces, rodeados de guiris con las faldas muy cortas, a las tantas, bailando «Faith» en el Top Spot mientras un par de toques de campana anunciaban la enésima happy hour de la noche; intentando ligar al ritmo de «Wake me up before you go-go» en Pipers; escuchando «Club Tropicana» en un querido Seat 133 rojo que nos llevaba hacia las promesas nocturnas —¡tantas veces diferidas!— de Torremolinos, de Fuengirola, de Marbella. Todavía debe andar por ahí la casete de follar, música escogida para las grandes ocasiones (y el que diga que no tiene una, que no tenía preparada una para cuando los dioses se mostraban benévolos, miente como un bellaco). Empezaba y terminaba con «Careless whisper». (Por cierto, Prince también tenía su hueco en la selección). Me he vuelto a ver con veinticuatro años, sin trabajo y sin dinero para pagar la entrada del concierto que dio en Málaga. Fue el 4 de julio de 1989, y las cosas eran como eran.

Como él (y con él), de pronto también nosotros nos hicimos mayores («Babe, don’t you think i’m looking older? / But something good has happened to me») y ya casi nunca salíamos a bailar, aunque creo que nos seguía encantando («Looking for some affirmation, made my way into the sun / My friends got their ladies, they’re all having babies / But I just want to have some fun»). Los singles que sudábamos en discotecas pasaron a ser álbumes que escuchábamos en casa. Los amigos dieron paso a las familias. Está bien que así sea. Ya no somos adolescentes. Pero estoy seguro de que, aunque haya sido arrastrando unos cuantos kilos de más, hoy la mayoría de nosotros hemos vuelto a bailar «The Edge of Heaven».

¿Que descanse en paz? ¡No, coño, que baile y que folle hasta reventar, que era lo que le gustaba!

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “La casete de follar (George Michael in memoriam)

  1. Y, por cierto, ¿qué tal esa exposición sobre Cinco horas con Mario? No sabía que había una.

  2. Pues hombre, me alegro de que te hayas acordado y hayas escrito, pero también me encantaría saber quién eres. En cualquier caso, bienvenido a estas playas solitarias. Al final, junto al espigón, hay un chiringuito que nunca cierra.

  3. Deambulador errante en dijo:

    Fui alumno tuyo hace 6 años (time goes fast, damn it) y hoy, tras ver una exposición sobre Cinco horas con Mario en la Biblioteca Nacional, me acordé de ti (c’est la vie, mon ami!). Me alegra comprobar que aún sube y baja la marea por Hawaii.

  4. Me vais a sacar los colores.

  5. Año chungo, chungo. Como dice Juan Miguel, querido brother, magníficamente bien contado. ¡¡Ay, esa “Careless whisper” de la cinta!!

  6. Juan Miguel en dijo:

    Muy bien contado.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: