Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Palabras desde el subsuelo

Como si fuera el rayo, la porquería que no cesa.

Subir las persianas y empezar a salir bichos asquerosos huyendo de la luz despavoridos, ha sido todo uno. Ya os lo contaba el otro día. Por seguir abundando en el tema (nos come la mierda, pero también nos encanta revolcarnos en ella, a qué vamos a engañarnos), os dejo hoy algunas citas extraídas de Memorias del subsuelo (1864), de Fiódor Dostoyevski, la novela que inspiró a Howard Devoto y sus cuates.

Sigo la traducción que Bela Martinova hizo para la Editorial Cátedra (Madrid, 2003), y la letra original de la canción de Magazine.

«My irritability keeps me alive and kicking»…

a solas y en secreto, me reconcomía y me roía internamente; me roía por ello a dentelladas, torturándome y chupándome hasta que finalmente el sabor amargo terminaba por tornarse en un vergonzoso y maldito placer, y después, definitivamente en todo un deleite […] el placer del arrepentimiento, dado que en él residen los placeres más ardientes, sobre todo, cuando tienes clara conciencia de que no hay salida alguna. (págs. 73-74)

«I know the highest and the best»…

¿Qué es lo que ha suavizado en nosotros la civilización? Lo único que esta ha aportado al hombre es una multitud de sensaciones y… decididamente, nada más. (pág. 88)

«I accord them all due respect»…

le bastará al hombre con descubrir esas leyes de la Naturaleza para dejar de responsabilizarse de sus actos y para que la vida se le presente entonces extraordinariamente fácil. […] ya no habrá en el mundo lugar para las aventuras ni para los actos individuales. […] Claro está que nunca podría garantizarse (eso lo digo yo) que para entonces no se aburriera excesivamente el hombre (¿pues qué haría él cuando todo estuviera perfectamente calculado conforme a la tabla?) a cambio de que todo marchar con extraordinaria cordura. ¡Lo que no se inventará por aburrimiento! (pág. 89)

«My force of habit, I am an insect»…

el sentimiento incesante e inmediato de que yo era una mosca, una vil e inútil mosca para todo el mundo; pero más inteligente, más culta y más noble que nadie, claro está; pero una mosca, al fin y al cabo, que continuamente cedía el paso a todos, una mosca humillada y ofendida por todos. (pág. 118)

«I have to confess I’m proud as hell of that fact»…

soy un canalla y el más repugnante de los gusanos; sí, el más ridículo, el más mezquino, estúpido y envidioso de cuantos gusanos hay en el mundo (pág. 187)

«Then I got tired of counting all of these blessings / And then I just got tired»…

¡Déjenos solos y sin libros, y al momento nos extraviaremos, nos perderemos, no sabremos qué hacer, ni dónde dirigirnos; qué amar y qué odiar, qué respetar y qué despreciar. Nos pesa ser hombres, hombres auténticos, de carne y hueso. (pág. 194)

Al fin y al cabo… «the brightest jewel inside of me / Glows with pleasure at my own stupidity»…

No solo no he logrado hacerme malo, sino que no he logrado convertirme ni en malo ni en bueno, ni en canalla ni en hombre honrado, ni en héroe ni en insecto. Ahora sobrevivo en mi rincón, burlándome a mí mismo con el inútil y malévolo consuelo de que un hombre inteligente no puede convertirse en otra cosa, y que solo un tonto lo logra. (pág. 70)

Aloha.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: