Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Resignación

Angel Wagenstein, Lejos de Toledo, Barcelona, Libros del Asteroide, 2010, pág. 97:

Ella dice, pensativa:
—Toda nuestra desgracia se debe a que nos acostumbramos y nos resignamos a todo, a cualquier infortunio que adopte la apariencia de una compañía inevitable enviada por Dios. Algo así como un desastre natural, como los tifones o las inundaciones, ajenos a nuestra voluntad. Entonces el mal se vuelve rutinario y la sociedad se ajusta a él como a un zapato viejo.

Anuncios

Navegación en la entrada única

10 pensamientos en “Resignación

  1. De nada, a ti por comentar, que es algo que pocos hacen. Vuelve cuando quieras.
    🙂

  2. Sin oxigeno en dijo:

    Me imagino que no pillas, y ni el autor se lo toma demasiado en serio, son citas que el autor plasma de su mente al papel donde da salida a pensamientos, vayan con él o no.Pero cuando lees eso e interpretas que comparan la vida con catástrofes naturales dices… Ufffffff. Y a la vez piensas que alguna persona a la que conoces pueda llegar a tener ese pensamiento tan oscuro, te hace comentar esa negatividad… Me despido pidiendo perdón a alguien que no le guste mi interpretación. Y especialmente a ti, Eduardo, por tener que contestar. Un saludo, me gusta tu blog.

  3. Lo lamento, pero no pillo la argumentación… ¿?
    Se trata solo de una cita literaria que respondía a un cierto estado de ánimo, pero tampoco hay que tomársela demasiado en serio, porque, de hecho, ni siquiera su autor lo hace.
    En cualquier caso, gracias por el comentario.

  4. Sin oxigeno en dijo:

    No niego que sea un buen escritor, pero comento: creo que no se debe a que nos acostumbramos y nos resignamos (¿quién lo hace? nosotros), pienso también que el camino lo elegimos o bien iniciamos nosotros. Dios nos advierte o nos aconseja, no creo que nos implante nuestro camino, ni obligarnos a seguir nuestro camino con una compañía que no hemos deseado. Cuando hablamos de un desastre, un tifón o una inundación, como bien dice ajenos a nuestra voluntad. Son cosas mayores y de una naturaleza mayor a nosotros los humanos, nosotros nos acostumbramos al mal (porque lo tenemos), hacemos la vida rutina (porque así la formamos), la sociedad se ajusta a él (porque así lo creen y les interesa), pero creo y digo: que nunca podríamos vivir con los tifones, inundaciones y desastres naturales, porque quedan muy, muy lejos de nuestra voluntad. Compara la vida con lo peor que hay en nuestra naturaleza. No creo que la vida sea así de cruel si nosotros no la instáramos a serlo .

  5. Excelente aforismo, Piolín. Una muestra más de que te pones –y te sabes poner– estupendo (clin d’oeil). Expresión que no querría te tomases a mal: era una broma… con su punto de veras. Porque esta bitácora y sus comentarios suelen resultarme muy estimulantes. Un abrazo virtual.

  6. No molesta la insistencia, sobre todo si la intención es sugerirme que lea, por ejemplo, una novela que se titula El Pentateuco de Isaac. Ahí es nada.

    En cuanto a lo de “estupendos”, Ángel, yo simplemente aprovecho el formato “post” para ser lacónico. El resultado es, inevitablemente, denso, más cercano al aforismo que al relato corto, forma literaria que me atrae pero me aterra por su inabarcable extensión. Como ilustración, os brindo este aforismo de Cioran:

    “He decidido no detestar más a nadie desde que he observado que termino siempre por parecerme a mi último enemigo.” (Del inconveniente de haber nacido, Madrid, Taurus, 1981; trad. de Esther Seligson).

  7. Pos anda que quien fue a hablar… (risa malévola de película de la Hammer).

  8. ¡Jesús! ¡Mira que os ponéis estupendos!

  9. Wagenstein es un autor al que conocí en una tertulia de hace tres o cuatro años, cuando se publicó El Pentateuco de Isaac, primera parte de su trilogía. Digo “su” porque solo ha escrito eso, tres novelas; pero eso sí, qué tres novelas. Sin animus molestandi, te diría que no aparcaras tu intención de leerlas, creo que han de proporcionarte más de un buen rato, y más de dos.
    Ya en anteriores ocasiones he recurrido en Hawaii a la palabra de Wagenstein, que me parece atinada y doliente, al par que llena de humor, por paradójico que esto pueda parecer. Por lo demás, los heraldos negros… ¿qué quieres que te diga? Anuncian lo que anuncian, y no seremos nosotros quienes nos detengamos a oír sus trompetas y ponernos a resguardo. No escarmentamos. Nunca.

  10. Curioso autor, “poco conocido en Occidente”, como dicen los periódicos, y en todo caso, poco conocido por mí. Me propongo leerlo (el tiempo para leer es cada vez más escaso; de ahí ese “me propongo”). Merecedor de atención aunque no fuera más que por esta frase: «Todos estamos en manos de Dios; yo no, que soy ateo.»

    En cuanto a la reflexión citada, me parece muy poco profunda, si la tomamos al pie de la letra. Me explico: no invocamos lo inevitable más que cuando nos conviene. Psicológicamente, porque hace más soportable la desgracia; y estratégicamente, porque nuestra aparente resignación parece aplacar a nuestros enemigos. (Otra cosa son los errores de apreciación y los mecanismos de defensa psicológicos: nadie se podía imaginar Auschwitz).

    No sé si lo citas como ejemplo de resignación, proclamada como inevitable y al mismo tiempo nefasta (me temo), o como ilustración de los textos de Wagenstein, otro primo al que no vemos desde 1492 gracias a las ocurrencias de Isabel y Fernando («…después de muchísima deliberación se acordó en dictar que todos los Judíos y Judías deben abandonar nuestros reinados…»). Si es lo primero, cuidado con los heraldos negros (que diría Vallejo); si es lo segundo, lo dicho: leeremos a Wagenstein.

    En cualquier caso,
    un abrazo.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: