Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Pasa que a veces…

Pasa que a veces tiene uno el día tonto y no está para nada. O el mes. O el año.

Pasa que a veces el poniente trae memorias de versos añejos, de canciones perdidas que invitan a no hincar la rodilla, a seguir luchando, no por lo que crees, sino por lo que eres. Al menos, por lo que crees que eres.

Pasa que a veces resuenan en mi cabeza los versosde la Escena VIII, Acto Segundo, del Cyrano de Bergerac de Edmond Rostand:

En cambio… ¡oh, dicha, vencer
gracias al propio heroísmo,
fiando solo en ti mismo,
pudiendo siempre a placer
himnos de gloria entonar
o denuestos proferir,
soñar, despertar, sentir,
lo que es hermoso admirar;
tener firme la mirada,
la voz que robusta vibre,
andar solo, pero libre,
ponerte, si ello te agrada,
el sombrero de través,
por un sí o un no batirte,
hacer versos o aburrirte,
ser arrogante o cortés;
*de la gloria y la fortuna
*sin cuidarte, trabajar,
*si te place, en preparar
*lo absurdo… ¡un viaje a la Luna!;
no escribir nunca, jamás,
nada que de ti no salga,
y, modesto en lo que valga,
pensar que otro vale más;
¡y contentarte, por fin,
con flores, y hasta con hojas,
como en tu jardín las cojas
y no en ajeno jardín!…
En resumen: desdeñar
a la parásita hiedra,
ser fuerte como la piedra,
no pretender igualar
al roble por arte o dolo,
y, amante de tu trabajo,
quedarte un poco más bajo,
pero solo, siempre solo.

Pasa que a veces aún enciendo mi viejo tocadiscos y escucho a Loquillo cantar las letras de Sabino Méndez cuando eran Loquillo y Trogloditas:

Envejecer sentado al piano de algún club.
Y conservar ese brillo salvaje en los ojos.
Entretener con un digno «savoir faire» nada más.
Dejar cantar al corazón…

Rock suave, con frío de cuchillo.
Rock suave, elegante y sensual.
Rock suave, como un beso en la garganta.
Rock suave, felino y animal.

Y sugerir ese fondo peligroso que hay detrás.
Mantener orgullo y equilibrio individual.
Pelear hasta ser un homicida, nada más,
por ser mi dueño y poder cantar.

Rock suave, con frío de cuchillo.
Rock suave, elegante y sensual.
Rock suave, como un smoking de alpaca.
Rock suave, felino y animal.

Rock suave.

Pasa que a veces mis dedos buscan febriles la página que guarda las palabras de Cavafis para volver a leer «En la medida que puedas»:

Y si no te es posible hacer la vida que deseas
intenta al menos esto
en la medida que puedas: no la envilezcas
en el contacto asiduo con la gente,
en asiduos ajetreos y chácharas.

No la envilezcas arrastrándola,
dando vueltas constantes y exponiéndola
a la idiotez diaria
del trato y relaciones,
hasta que se convierta en una extraña cargante.

Pasa que a veces tiene uno el día tonto y no está para nada. O el mes. O el año…

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Pasa que a veces…

  1. Woody Allen:

    ” […] y recordé aquel viejo chiste, el del tipo que va al psiquiatra y le dice: Doctor, mi hermano está loco, cree que es una gallina.

    Y el doctor responde: ¿Pues por qué no lo mete en un manicomio? Y el tipo le dice: Lo haría, pero necesito los huevos.

    Pues, eso más o menos es lo que pienso sobre las relaciones humanas, saben, son totalmente irracionales y locas y absurdas, pero supongo que continuamos manteniéndolas porque la mayoría necesitamos los huevos.”

    (Annie Hall, 1977)

  2. ¡Larga vida al Rock!

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: