Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Adiós con la brisa marina

Acaba junio -el día 30, como cada año, qué curioso- y llega julio -fiel a su cita-, y de nuevo me dispongo a cerrar el cabaré. Pero con variantes. La primera, es que este año no hay canción de despedida, sino poema, que viene a ser lo mismo, pero en más fino; la segunda, que… no sé si volveré a abrir en septiembre.

Pues sí. Esa es la noticia: puede que este local no vuelva a abrir sus puertas cuando llegue el nuevo curso. Hay una razón: me han trasladado y dejo el instituto en el que he estado trabajando estos últimos años. Mi etapa bolichera, por tanto, ha concluido, y me planteo si ello no debería significar también el fin de una aventura que empezó unida a mi experiencia docente en ese centro y a un determinado nivel educativo. Ahora no sé qué es lo que me aguarda en mi nuevo destino; quizás no haya necesidad de que citaenhawaii vuelva a ser punto de encuentro para nadie.

De todas formas, aún no he decidido nada; es solo una posibilidad que estoy sopesando. ¿Qué me hace dudar? Bueno, que estés leyendo esto, que hayas leído algo, o mucho, o todo de lo que he escrito en estos tres años y pico, responde a la pregunta. Yo solo puedo darte las gracias por hacerlo, pudiendo estar haciendo cualquier otra cosa más divertida.

Lo único cierto es que ha llegado el verano, que las hordas turísticas están a punto de iniciar su periódica invasión y que pronto las calles, las playas, los aeropuertos y estaciones, serán un hervidero.

Que hace mucha calor, y que todavía tiene que hacer más.

Que ya hay espetos en todos los chiringuitos, porque las sardinas están en sazón. ¡Vivan los meses sin «r»!

Y que el aire trae aromas de salitre, eternas promesas de un verano eterno, de un amor perfecto, de unos ojos negros…

Me despido ya. Este año lo hago con el poema «Brise marine» (1866), de Stéphane Mallarmé, esa cumbre insoslayable de la poesía moderna. La traducción es mía, ustedes sabrán perdonar el atrevimiento y la torpeza.

La chair est triste, hélas! et j’ai lu tous les livres.
Fuir! là-bas fuir! Je sens que des oiseaux sont ivres
D’être parmi l’écume inconnue et les cieux!
Rien, ni les vieux jardins reflétés par les yeux
Ne retiendra ce coeur qui dans la mer se trempe
O nuits! ni la clarté déserte de ma lampe
Sur le vide papier que la blancheur défend
Et ni la jeune femme allaitant son enfant.
Je partirai! Steamer balançant ta mâture,
Lève l’ancre pour une exotique nature!
Un Ennui, désolé par les cruels espoirs,
Croit encore à l’adieu suprême des mouchoirs!
Et, peut-être, les mâts, invitant les orages
Sont-ils de ceux qu’un vent penche sur les naufrages
Perdus, sans mâts, sans mâts, ni fertiles îlots…
Mais, ô mon coeur, entends le chant des matelots!

Que digo yo:

La carne es triste, ¡ay!, y he leído todos los libros.
¡Huir! ¡Huir muy lejos! ¡Siento que los pájaros están ebrios
De ser entre la espuma incógnita y el cielo!
Nada, ni los viejos jardines que los ojos reflejan
Retendrá a este corazón que en la mar se templa
¡Oh, noches!, ni la claridad desierta de mi lámpara
Sobre el vacío papel que la blancura niega
Ni siquiera la joven que amamanta a su niño.
¡Me marcharé! ¡Vapor que meces tu arboladura,
Leva anclas con rumbo a tierras exóticas!
Un Hastío, afligido por crueles anhelos,
Cree aún en el supremo adiós de los pañuelos!
Y, quizás, los mástiles, que invitan a las tormentas
Sean de esos que el viento escora sobre los naufragios
Perdidos, sin mástiles, sin mástiles, ni islotes fecundos…
¡Mas oye, oh corazón mío, el canto de los marineros!

El viaje, la huida… Un deseo perpetuo, una absoluta insatisfacción, el hastío supremo… Y allá a lo lejos, là-bas, intuimos tierras de promisión, sabemos que nos aguardan playas vírgenes, creemos, porque queremos creer, que de la mar sopla una brisa que lame las heridas y cicatriza el alma.

Buen verano a todos. Más que nunca: aloha.

Anuncios

Navegación en la entrada única

16 pensamientos en “Adiós con la brisa marina

  1. Adulador…

    Al final, me vais a hacer que me ponga a escribir otra vez, tú verás.

  2. Hola, majetón. Espero que vaya bonito. Se echan de menos tus agudas al par que meditadas palabras en este bloguito…

  3. En cuanto pase la fiebre de principios de curso y me aclare un poco. Palabrita del Niño Jesús.

  4. Me encantaría quedar a charlar. En navidades viene Laura, pero Nuria, Alba, Vanesa y yo estamos aquí, así que cuando quieras. Así nos cuentas cosas de tu nuevo instituto jeje.

  5. Ya… Me temo que, a partir de ahora, cuando queramos echar un rato de charla, tendremos que quedar ex profeso. A ver si ocurre pronto…
    Un beso.

  6. Fui a verte, y no estabas 😦

  7. Ala, qué exagerado; mi verano es español y de momento no es tremebundo. Y espero que siga así, jajaja.

  8. Paciencia, Vicky, el verano español es tremebundo, como tú sabes.

  9. Pues yo espero que empieces otra nueva etapa con un nuevo blog. Quién sabe, a lo mejor esta vez visitas otra isla paradisíaca ^^
    Mucha suerte con el próximo trabajo, y que pases un gran verano.

    PD: no me olvido de mantenerte informado sobre el concurso, lo que pasa es que todavía no sé nada al respecto 😦

  10. Jobar, tío… Ya ves, la emoción ––y el susto– hacen que hasta me tome ciertas confianzas interlocutivas a las que no soy muy dado… Pero hombre… Suscribo lo que dicen por ahí arriba, modifica, pero no te pires…

    En fin, tuyo es el local, ya sabrás qué haces…

    Espero que no perdamos el contacto. Y sabes que no es retórica vana.

    Un abrazaco.

  11. Laura Mª en dijo:

    Eduardo, lamento que hayas interpretado mi mensaje como una ofensa. ¡Qué peligroso es el lenguaje “recto”!

  12. Coincido con Deríades, al que “desde aquí aprovecho para mandar un saludo, etc”., en el mejor estilo del programa Directísimo

    (la sintonía se puede escuchar aquí: http://www.youtube.com/watch?v=m-sy-IjrTkM )

    …en lo de echar de menos tus comentarios, y en lo de “modificar en vez de eliminar”. Pero para eso hay tiempo. De momento, a disfrutar de este verano sicalíptico (varios parientes y amigos han leído el libro de Alzieu et al., comentando luego sus prodigiosos efectos).

    Un fuerte abrazo,
    Piolín.

  13. Amigo Deríades, ya digo que no sé qué voy a hacer, excepto, de momento, chapar el local. Y, sobre todo, intentar descansar, dejar que el sol me dore la piel y que la brisa marina me refresque las ideas y los ánimos.
    En cualquier caso, el lujo aquí lo ponéis los que, como tú, os exprimís las meninges comentando las patochadas que a mí se me ocurren. Todo lo demás, es farfolla, que dijo el clásico.
    Otro abrazo para ti.

  14. ¿A la mitad? Coño, Laura, ¿tanto espacio ocupo? ¿Me estás llamando “gordo”? Te vas a enterar cuando te pille, malandrina.

  15. Deríades en dijo:

    No sabía que te pasara esta idea por la cabeza. Por supuesto, lo que decidas bien estará, pero a buen seguro que muchos echaremos de menos tus comentarios e informaciones, sobre todo algún desterrado a páramos remotos. Tal vez sea hora de pasar página, mi querido amigo, pero tal vez sea hora de modificar y no de eliminar. Quizá sea hora de un paréntesis, quizá sea hora del reposo del héroe. Pero siempre será lo que tú quieras y tengas ganas y energías. Los puntos de encuentro con gente que presenta actividad cerebral son necesarios, y el tuyo es uno de gran fulgor en medio de la estupidez general que nos acosa.
    Un abrazo.

  16. Laura Mª en dijo:

    Para que veas que lo he leído. Déjame que piense con qué te voy a amenazar para que vuelvas a Hawaii… Sólo espera un poco. Por cierto, los Boliches se va a quedar, sin ti, a la mitad.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: