Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Letras del Alto Aragón cada Año Nuevo

Entre las mil y una lecturas pendientes que uno -por costumbre, por dejadez, por convicción- va acumulando entre las ya por fin flamantes, nuevas estanterías -¿no os lo había dicho?; pues sí-, hace tiempo que tenía contraída deuda de honor con tres libritos que en las dos últimas navidades han llegado a mí desde las tierras del Alto Aragón por causa de gentileza y obra de amistad. Se trata de Animales de compañía, de Ismael Grasa (2008); Almanaque de los días felices, de Óscar Sipán (2009); y el más reciente, Deslocalizado, de Joaquín Sánchez Vallés (2010).

Pertenecen a la colección «Letras del Año Nuevo», que publica, a razón de un título por año y a guisa de regalo navideño, el Instituto de Estudios Altoaragoneses, organismo dependiente de la Diputación Provincial de Huesca. Al cuidado de cada edición, el profesor José Ángel Sánchez Ibáñez derrocha cariño y buen gusto, como si de eso anduviéramos sobrados en estos días tan tristes.

Se trata de una colección que, en genuino formato de bolsillo (12 x 15,5 cms.), «quiere poner al alcance de los lectores breves textos inéditos de narradores vinculados con el Alto Aragón.» Y en efecto. Ismael Grasa (1968), Óscar Sipán (1974) y Joaquín Sánchez Vallés (el más veterano, quinta del 53) escribirían lo mismo en la casilla de “Lugar de nacimiento” llegada la hora de rellenar un currículo, de renovar el DNI o de cumplimentar una solicitud de empleo: Huesca. Y los tres cargan a sus espaldas largos historiales delictivos en el submundo narrativo del hampa literaria (y hasta entre lo más granado del lumpen poético, en el caso del deslocalizado Vallés).

Si algo tienen en común los textos es el recurso a la mirada irónica, que pasean, respectivamente, sobre una historia de engañoso costumbrismo, una recreación noir con su femme fatale y todo, y una burla que no llega a ser sarcasmo sobre el mundillo literario, pero que tiene su aquel y su puntito de mala hostia. Comme il faut.

De Animales de compañía:

«Mi madre utiliza en el hablar muchas palabras aragonesas –escobar, por barrer; garra, por pierna; matután, por grandón…-, aunque rara vez las reconoce como tales. Ella identifica esa forma de hablar con la gente mayor de la montaña, personas que vivían en unas condiciones difíciles y a las que no había que envidiar en ningún caso. Para mi madre todas esas palabras “dan tristeza”» (págs. 12-13).

De Almanaque de los días felices:

«En cada vestido aumentaba prodigiosamente las medidas del busto. Se llamaba Ivonne Besteiro y había nacido para esclavizar a los hombres y matar a disgustos a la familia. Como hija única de nuevos ricos, todavía llevaba la selva adherida a la piel. Era supersticiosa, impúdica y maleducada, con esa vulgaridad de las diosas paganas, y tenía unos dedos largos que erotizaban los objetos y que sólo podías imaginar desanudando el cinturón de un albornoz.» (pág. 9).

«su cuerpo exhalaba cierta resistencia al bien.» (pág. 19).

De Deslocalizado:

«Nunca viví de escribir. Nunca necesité vender libros para escribir. Peliagudo sería, dedicándome a la poesía lírica. La poesía, el género invisible, eso que todo el mundo dice que le gusta pero que no entiende. Aunque más bien lo que sucede es que no le gusta porque lo entiende demasiado bien y le da miedo.» (pág. 8).

Como curiosidad, y marca evidente del cuidado puesto en su tarea por el editor, los colofones de cada uno de los libritos son una delicia en sí mismos, coronados con sendas expresiones en latín que guiñan un ojo, picaruelas, al lector que llega hasta ellas. Helas aquí:

  • En Animales de compañía: ARS ADEO LATET ARTE SUA (Ovidio, Metamorfosis, X, 252).
  • En Almanaque de los días felices: DELECTANDO PARITERQUE MONENDO (Horacio, Ars poetica, 344).
  • En Deslocalizado: POSUI FINEM CURIS; SPES ET FORTUNA VALETE (del Menosprecio de corte y alabanza de aldea, de fray Antonio de Guevara, parece deducirse que la cita es de Marco Aurelio, pero no he encontrado confirmación; el que lo sepa seguro, que levante la mano).

.

Brindo esta entrada al amigo José Ángel, filólogo de raza y aragonés de casta, o viceversa, quien desembarcó en las playas de Hawaii hace un año y pico, y desde entonces.

..

P.S.: Por cierto, la wikipedia dice de Isamel Grasa que es un escritor «encuadrado en la Generación X»; pues menuda putada…

Anuncios

Navegación en la entrada única

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: