Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Una acotación personal sobre el Canon de Rayuela

Hace algunas semanas (pincha aquí) dejaba constancia de que, con ánimo de celebrar el décimo aniversario de la Tertulia Literaria de Librería Rayuela, íbamos a publicar un librito a modo de (auto)homenaje. Ya lo tenemos, y está feo que yo lo diga, pero es una joyita.

Hemos reunido en él diez textos -uno por cada año de existencia de la tertulia-, cinco de tertulianos y cinco de algunos de los escritores y editores que nos han honrado con su presencia en este tiempo. Los unos: Antonio Soler, José Antonio Garriga Vela, Rafael Ballesteros, Pablo Aranda y Luis Miguel Solano. Los otros, Emilio Gimeno, Patricia García de Herrera, Enrique Schussler, Martín Arán y un humilde servidor. Mi profundo agradecimiento a todos ellos por su colaboración y entusiasmo.

Junto a cada texto, la lista de las lecturas de cada año, mes a mes. Al final, un apéndice recoge el listado completo de lo que ha sido un trayecto de diez años a través de cien obras de noventa autores procedentes de veintisiete países -o similares. El «Canon de Rayuela».

Y con el catálogo completo a la vista, me preguntaba mi mujer hace unos días por mis favoritos. Ardua cuestión a la que ahora intento dar respuesta.

Lo más fácil es empezar con aquellos cuya lectura propuse yo en su momento. Es cierto que no me he prodigado en demasía a la hora de plantear lecturas, sólo cinco, que, en estricto orden cronológico, fueron:

  • Albert Cohen, Los esforzados.
  • Álvaro Cunqueiro, Merlín y familia.
  • Malcolm Lowry, Bajo el volcán.
  • Haruki Murakami, Tokio blues (Norwegian Wood).
  • Ángel Vázquez, La vida perra de Juanita Narboni.

Simplemente, no concibo mi vida lectora sin estas obras.

Del resto, estos son los diez libros que, por distintos motivos, más honda impresión me han provocado:

  1. Stefan Zweig, El mundo de ayer.
  2. Natalia Ginzburg, Las palabras de la noche.
  3. Miklós Bánffy, Trilogía transilvana, compuesta por los volúmenes Los días contados, Las almas juzgadas y El reino dividido.
  4. Álvaro Mutis, Maqroll el Gaviero.
  5. Thomas Mann, La montaña mágica.
  6. Julián Ayesta, Helena o el mar del verano.
  7. Rodrigo Fresán, Jardines de Kensington.
  8. Manuel Chaves Nogales, El maestro Juan Martínez, que estaba allí.
  9. Giorgio Manganelli, La ciénaga definitiva.
  10. Jesús Aguado, Lo que dices de mí.

Pero, ¿por qué limitar la selección a diez títulos? Cualquiera de los siguientes podría estar incluido en esa lista de privilegio:

  • Robertson Davies, El quinto en discordia.
  • Sergiusz Piasecki, El enamorado de la Osa Mayor.
  • Jaroslav Hašek, Las aventuras del valeroso soldado Schwejk.
  • Robert Walser, El paseo.
  • W. G. Sebald, Austerlitz.
  • Rafael Chirbes, Crematorio.
  • Angel Wagenstein, El Pentateuco de Isaac.
  • Natsume Soseki, Kokoro.
  • Juan José Arreola, Confabulario.
  • Irène Némirovsky, Suite francesa.

Y puede que alguno más, pero entonces no acabaríamos nunca.

Estos son mis favoritos de entre los libros que hemos leído en la tertulia; gracias a los responsables de que un puñado de ellos cayera en mis manos por vez primera, y de que a otros tantos les volviera a dedicar una nueva lectura.

Aloha.

Anuncios

Navegación en la entrada única

26 pensamientos en “Una acotación personal sobre el Canon de Rayuela

  1. Glups… Gracias, Enrique.

    P.S.: Que conste que no le pago ni un rublo a este señor por decir esas cosas. Ni mucho menos un maravedí.

  2. Enrique Schussler en dijo:

    He leído con verdadero deleite la pequeña perla del Modelo para armar que tan primorosamente ha cuidado Eduardo en su hechura. Mas allá del interés que tiene por la exposición del canon mismo, la variedad de los pequeños textos que acompañan a cada año, con el común denominador del aniversario tertuliano, destacan por el especial interés de observar los distinto matices de una misma expresión: la pasión lectora y el culto por el libro y su debate. Y a uno le da como cierta cosquilla que estimula la admiración y el orgullo por la exquisita realización y por tener cerca a Eduardo con quien se puede compartir amistad, tertulia, vino y croquetas.

  3. Pues me lo pones difícil, Deríades. Ya he manifestado la dificultad de elegir sólo diez títulos, que, al final, ves que fueron veinticuatro, así que… Cualquiera de ellos, compadre, cualquiera.

  4. Salgo de la cueva para hacer una aparición ¿”estelar”? y ¿ver la realidad/idea?:
    1. Me ha hecho mucha ilusión verte esta mañana, María (y también a Alba), y, también me he alegrado mucho de tus notas, aunque no lo pareciera (estaba batiéndome en duelo con unos rivales mal encarados, ya sabes). Muchos besos.
    2. Es un cierto consuelo que rebaja la vergüenza el saber que no soy el único al que le suena sólo un par de tipos o tres de la lista. Habrá que solucionarlo. ¿Alguna recomendación especial para esta momia clásica, mi querido Eduardo?
    3. Sí, la experiencia en lecturas, al igual que en cualquier otro campo vital, sirve principalmente no tanto para saber lo que quieres como para saber lo que no quieres. Vita brevis, otium brevius.
    4. La experiencia en lecturas, y en los demás campos artísticos, me ha dejado en el cerebro el impulso de sonreir con media boca ante “lo bueno” y atender sólo a lo básico: “¿me conmueve o me deja frío?” (por no usar una expresión más acorde con nuestros desayunos o con el amigo tracio de la tele).
    Khaire.

  5. Pues ánimo, María, a apretar los codos y a no sacar la nariz de los libros. Y no tengo que recordarte que aquí me tienes, para lo que necesites.
    Por cierto, me imagino que te habrás hecho mil fotos con tu flamante título de Bachillerato, con el trabajito que te (nos) costó que lo obtuvieras. ¡¡Felicidades!!

  6. Eduardo, ya tengo el libro, gracias.
    Muchos temas los he dado en la asignatura de Escénicas, así que no me va a resultar tan difícil. Ahora me pondré en esta semana a leerme el primer libro. Empezaré por el de Kafka, que ya me lo leí hace unos añitos y solo tengo que recordarlo.

  7. Gracias Eduardo!
    Pues me pasaré otro día a verte. Espero que no sea grave lo del médico.
    De todas formas vivo en Málaga ahora, en La Merced.
    Así que si un día pasas por allí, ya sabes 🙂

  8. Vaya, hombre, precisamente mañana a las once me voy al médico (llevo unos días mú chunguito), y antes estoy en clase 😦 Te voy a dejar en conserjería un libro de texto de literatura universal que tengo en casa, y que del cual, de todas formas, pensaba desprenderme. Supongo que te servirá. Compara el índice con lo que pone el documento de antes, y a partir de ahí, a trabajar.
    Mucha suerte si no te veo antes.

  9. Eduardo, me han cambiado el 6 a un 7 jajaja.
    Pues entonces haré geografía y literatura universal.
    Mañana voy al instituto con Alba que tenemos que recoger el título de bachillerato y tengo que preguntar por el temario de geografía.
    ¿Dónde puedo conseguir el temario de literatura universal?
    Tengo que sacar un 5 y algo en los dos examenes y entro en la uni, pero voy a ir por la mayor nota.
    Ya he visto el examen, y la verdad es que creo que podré con ello jajaja.
    Espero verte mañana, un besito.

  10. ¡¡Bueno, bueno, María, qué notazas!! ¿Seguro que eres la Mai que yo conozco? Es broma, quiero que sepas que alegra mucho ver que por fin te están saliendo bien las cosas. ¡¡Bien por ti!!
    En cuanto a tu pregunta, qué quieres que te diga, yo optaría sin pensar por Literatura Universal. El examen es como el de Lengua, en el sentido de que existen unas lecturas obligatorias, y la prueba es un texto sobre el que te plantean cinco preguntas.
    Si quieres conocer cómo es la prueba de selectividad de Literatura Universal, PINCHA AQUÍ.
    Y por lo demás, pues todo sigue igual. Estamos acabando el trimestre, y llegan las prisas, las lágrimas y las histerias. Nada nuevo bajo el sol.
    A ver si es verdad que os venís un día por aquí y tomamos café.
    Un beso, y muchas, muchas felicidades por tus notas.

  11. Eduardo, ¿qué tal?
    Vengo a traerte buenas noticias. Ya me han dado las notas, son las siguientes:
    – Realización en TV: 9
    – Artes Escénicas: 6
    – FOL: 7
    – Multimedia: 8
    Ahora tengo una pequeña duda: tengo que examinarme de 2 asignaturas, por ahora estoy entre cuarto, que son Literatura Universal, Historia del Arte, Historia del Mundo Contemporáneo y Geografía.
    Me gustaría saber tu opinión acerca de Literatura Universal en selectividad.
    Un beso, y Nuria, Laura y yo queremos ir a saludar.

  12. ¡Mi más sincera enhorabuena, Eduardo!
    Y gracias por la lista de lectura, me pondré con alguno de los libros que recomiendas. Que por cierto, le regalé Suite francesa a mi madre hace unos meses y aún no me dijo qué le pareció. Gracias por recordármelo 🙂
    ¡Un beso!

  13. Joé, macho, qué nivelazo me mantenéis en los comentarios entre tirios y troyanos… Al final me vais a pillar en un renuncio y se me van a notar todas las carencias. Me vais a costar la máscara y a ver cómo mantengo yo luego el chiringuito abierto…

  14. Por ahí iba yo, por ahí, aunque en modestito… Precisamente –experimentum periculosum– uno ya no está por dilapidar el tiempo en lecturas vanas o ingratas. Nunca he dejado a medias, o a inicios, tantos libros como ahora… Ya de paso, ¿hay por ahí algún afecto a Dan Simmons? Hago la pregunta de completa buena fe.

    Mi colombroño Ángel González, en la línea de lo que recuerda Piolín, escribió:

    Largo es el arte; la vida, en cambio, corta
    como un cuchillo.

    Que tampoco está mal, con una variante de sentido muy atractiva (y a menudo muy cierta).

  15. Ahí le has “dao”, macho.

  16. Mis “reflexiones en voz alta” iban más en sentido general, como las de mi amigo Hipócrates:

    Ὁ βίος βραχύς,
    ἡ δὲ τέχνη μακρή,
    ὁ δὲ καιρὸς ὀξύς,
    ἡ δὲ πεῖρα σφαλερή,
    ἡ δὲ κρίσις χαλεπή.

    O, dicho de otra forma,

    Ars longa,
    vita brevis,
    occasio praeceps,
    experimentum periculosum,
    iudicium difficile.

    Cura ut valeas,
    Piolín.

  17. ¡Ah! Pero, ¿alguien ha dicho que el tiempo pasado leyendo es tiempo perdido? Huuumm, tendré que repasar mis afirmaciones, si esa es la conclusión a la que llevan.
    En cuanto al tiempo que me quede, qué quiere usté que le diga, compadre: a mí siempre me va a parecer poco. Agonioso que es uno…

  18. Como siempre, comento y acoto:

    1. Me bastarían unos pocos libros (la lista es variable, e imprecisa en cuanto al número y al género), pero ha hecho falta llegar hasta aquí para saber cuáles son prescindibles. Por tanto, ni todo el tiempo pasado leyendo es perdido, ni el poco que me queda me parece corto, ni siquiera al contrastarlo con la inmensidad de lo que no he leído.

    2. Nadie rebaje a lágrima o reproche
    esta declaración de la maestría
    de Dios, que con magnífica ironía
    me dio a la vez los libros y la noche.

    Borges, Poema de los dones; véase:
    http://amediavoz.com/borgesORO.htm

    Saludos cordiales.

  19. Por eso te digo: puestos a tener la eternidad por delante, no iba a ser cuestión de pasársela leyendo. Sería uno la deshonra del gremio vampiril, y no es plan. Que bastante deshonra ha sido ya uno -y es- en esta vida mortal, perecedera, como para cargar también con el estigma per fecula feculorum.

  20. Quita, quita, ser vampiro… ¡Menuda aprensión! Por otra parte, ¿no sería una condenación el leer eternamente? La melancolía me la produce, más que la falta de tiempo, la sospecha de elegir mal las lecturas…

    En cuanto a lo otro, lo acogeré con mucho gusto. Y te daré mi opinión (modesta). Aunque, bien pensado, igual espero a que emitas tú la tuya acerca de esos envíos que te han ido llegando desde estas tierras testarudas…

    Salud(os).

  21. Gracias, Ángel.
    De tarde en tarde, a mí me pasa lo mismo y me abruma la consciencia de todo lo que aún no he leído y, sobre todo, de lo que no llegaré a leer. Qué le vamos a hacer, necesitaríamos diez vidas para ello. O convertirnos en vampiros, vivir eternamente y dedicarnos a perdernos la parte divertida de ser vampiro, claro. Nasti de plasti. Puestos a ser vampiros, no vamos a perder la eternidad leyendo, ¿no? 😉
    Un abrazo.
    P.S.: Esta mañana te he enviado lo que te comenté. Espero tu opinión… y que te guste.

  22. Enhorabuena muy de corazón.

    Este tipo de entradas siempre me sumen en una cierta melancolía, porque me hacen ver el tamaño oceánico de mis ignorancias lectoras. En fin, en fin, en fin. Y encima veo cuánto ponderáis La vida perra… en este blog. Yo lo debí de coger en un mal momento, porque aguanté unas cuarenta páginas… Bueno, tras comprobar que la tenéis –seguramente con razón– por obra excelente, prometo volver sobre la novela.

    Saludos y mi reiterada enhorabuena.

  23. ¿Iconoclasta? ¡¡Ja!! Te recuerdo que NO te gusta el cine musical… Es broma, mujer. Gracias a ti por tus palabras y por tu visita. Vuelve cuando quieras.

  24. Siendo, como soy, mucho más iconoclasta y menos exquisita (justo ahora estoy terminando Come, reza, ama, de Elisabeth Gilbert, bestseller donde los haya), agradezco esta recapitulación. Tu consejo de que leyera Solal, de Albert Cohen, me descubrió cómo podía yo pararme a saborear. No soy solamente una devoradora de historias (vocación que, de cualquier forma, me sigue haciendo tan feliz), y entonces lo supe. Apunto a los desconocidos de esta lista, porque seguro que podré descubrir más cosas de mí misma. Gracias, Eduardo.

  25. Agradecido yo a quien me honra con su amistad y su paciencia.
    Un abrazo, compadre.

  26. Por (¿afortunada?) casualidad, leo este “post” media hora después de ser publicado, y por tanto soy el primero (con permiso) en comentarlo:
    Gracias por esa lista de lecturas (y enlaces a algunos autores malagueños). Uno siempre anda buscando algo que merezca la pena leer, y los mejores consejos son los de alguien con quien coincidimos sólo parcialmente (en gustos y opiniones, no sólo sobre literatura).
    Un abrazo.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: