Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Y ahora, los orígenes del español

¡Vaya fin de semana, señores! Ayer, la noticia sobre las reformas ortográficas que se avecinan. Hoy, nos hemos desayunado con la presentación de un estudio que retrotrae dos siglos la partida de nacimiento del español. Menudo festín.

Pero hay que matizar. Las noticias acerca de dicho estudio son de hace casi un año. Lo que hoy publica el diario El Mundo es que el próximo 12 de noviembre va a tener lugar la presentación oficial de los dos volúmenes de Los Becerros Gótico y Galicano de Valpuesta, de los profesores José Manuel Ruiz Asencio, Irene Ruiz Albi y Mauricio Herrero Jiménez. En la obra se muestran los resultados de la exhaustiva investigación llevada a cabo sobre los llamados Cartularios de Valpuesta, un conjunto de manuscritos que contienen lo que serían las primeras muestras escritas del romance castellano. Se trata de ciento ochenta y cuatro documentos, procedentes del monasterio de Santa María de Valpuesta (Burgos). Los más antiguos datan del siglo IX.

Aparecen palabras como plumazo (del año 935, «colchón»), matera («madera», año 940) o corro («corral», 975). Dice el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua:

Con ocho documentos datados en el siglo IX, treinta y nueve en el siglo X, cuarenta y nueve en el siglo XI, noventa en el XII y uno en el siglo XIII, los Becerro Gótico y Galicano de Valpuesta acreditan una mezcla de registros oral y escritos, es decir, romance y latín, que ampara fenómenos fonéticos, morfosintácticos y léxico-semánticos propios del castellano. […] Se trata de un estudio “definitivo” de un texto lleno de problemas, que, no obstante, resulta fundamental para el estudio del romance castellano temprano.

De confirmarse, lo que viene a significar todo esto es el punto final de aquello que aprendimos y todavía (aunque hace años que con muchos matices) enseñamos: que las primeras muestras escritas de nuestra lengua, del siglo XI, se conservan en las Glosas (Silenses y Emilianenses), y proceden de La Rioja.

Monasterio de Santa María de Valpuesta, a 90 kms. de Burgos

Estos documentos fueron publicados por primera vez en 1900 por el hispanista francés Luciano Barrau-Dihigo («Chartes de l’église de Valpusta du IX au XI siécle») en la prestigiosa Revue Hipanique. También Menéndez Pidal da cuenta de su existencia en Orígenes del español, esa obra que tantas pesadillas ha provocado a generaciones de estudiantes de Filología. Pero la presencia de algunas claras falsificaciones hizo que no fueran tenidos muy en cuenta. Descartadas estas (tres solamente) queda un corpus de ciento ochenta y cuatro documentos que, como mínimo, van a provocar algunos cambios en los libros de texto y en las prácticas docentes. Por no hablar de las consecuencias económicas, sociales, políticas, turísticas… para las regiones afectadas, las recién coronada y depuesta como «cuna del castellano».

Entre todo esto y lo del autor del Lazarillo, lo de la filología se está convirtiendo en un deporte de riesgo.

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Y ahora, los orígenes del español

  1. No tengo ni la menor idea.

    ¿Te extraña? Lo entendería… Pero la verdad es que no he hablado de esto con mis compañeros, por varias razones que ahora no hacen al caso. Sobre todo porque estoy muy, pero que muy liado, metido de hoz y coz en un par de trabajos que me absorben las meninges, las energías y la atención. Súmale las tareas de crianza, en las que también ando inmerso, y empezarás a entenderlo todo. Sospecho que respecto a lo del Lazarillo mi departamento será escéptico (y por lo poco que yo sé, hará bien) en cuanto a Hurtado de Mendoza. Como ya te dije, me parecen muy pocos mimbres para hacer un cesto. De hecho, por lo publicado en El Mundo, creo que se interpretan muy sesgadamente un par de líneas de un documento que, de entrada, pueden significar varias cosas, y sólo aplicando el calzador, y con energía además, apuntan a una cuestión de autoría. Lo cual tampoco significa que sea imposible la cosa, claro está.

    Últimamente ando más en contacto con los compañeros de lengua que con los de literatura, y me da en la nariz que a estos tampoco les coge de sorpresa lo de Valpuesta… De hecho todos (te incluyo, claro) sabíamos que las glosas silenses y las emilianenses estaban ahí como estaban: a beneficio de inventario. Recuerdo vagamente haber tenido alguna conversación respecto a lo del Lazarillo, con una alumna por ejemplo, y con compañeros de otros departamentos, pero todo de forma muy superficial y sin mucha expectación. Algo más por parte de la alumna, claro, que era más mayor que sus compañeros y además bien culta.

    Saludos.

  2. A ver si va a ser cosa del tiempo…
    Por cierto, ¿cómo se ha(n) acogido por allí la(s) noticia(s)? Quiero decir, ¿discute el personal sobre lo acertado o no de las medidas que la RAE va a santificar en breve? ¿Se han tomado muy a pecho lo de los nuevos viejos restos? Y ya que estamos, no te he preguntado cómo se ha tomado el mundo filológico “serio” la investigación que señala a Mendoza como autor del Lazarillo. ¿Ha sido apoyada o denostada? En mi departamento, sin ir más lejos, tenemos división de opiniones, y parece que el personal piensa seguir durante muchos años más enseñando aquello de que el Lazarillo es obra de un autor anónimo.

  3. Ojalá y la filología, en cualquiera de sus aspectos, generase más noticias y ocupase más espacio en los medios. No me refiero al último vientecillo que expele el autorcillo –o la autoraza– de moda, que eso es pura vida social. Sino a cuestiones de este tipo, que además son entretenidas y curiosas… para quien tenga un mínimo de curiosidad, claro está, y un campo de visión no delimitado por orejeras. Quizás ahí radique la cuestión…

    Hoy estoy algo melancólico, como se ve.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: