Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Buen año a todos

Arranca otro curso y, de momento, veo que os tomáis muy a pecho las indicaciones que os hemos dado hoy en clase: esta tarde, y a pesar del viento de poniente que sopla con fuerza, en las fronteras de Hawaii se está registrando un intenso tráfico de pasajeros, aunque no hay atascos. Va bien la cosa.

Bueno, espero que, además de visitar los sitios de parada obligatoria, también os estéis animando a recorrer los distintos rincones de Hawaii, pues muchas y muy distintas son las bellezas que esconden. A mí no me queda más que desear que pasemos un buen año e insistir en que siempre seréis bienvenidos en las tierras y playas de Hawaii. No olvidéis que aquí siempre luce el sol.

Aloha.

P.S.: Creo que en las palabras de bienvenida del curso pasado acerté a expresar mejor mis (buenos) deseos, así que a ellas os remito. Pinchad aquí. Y también como el año pasado, algunos ya me habéis preguntado esta mañana por el título del blog. Vale. El que sienta curiosidad, que pinche aquí. Hasta mañana.

Anuncios

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “Buen año a todos

  1. Me alegro de que te encuentres a gusto aquí, Trixie. Hago lo que puedo por hacer de Hawaii un escondite seguro y a salvo de las tormentas que nos azotan cada día. Eres y serás bienvenida.
    Aloha.

  2. Bueno, es la primera vez que voy a animarme a escribir un comentario jeje. El día que nos dijiste que nos metiéramos para sacar el esquema (creo que fue ayer) tuve que entrar en la página por “obligación”, pero luego mirando todos los archivos y páginas que tienes escritas me he dado cuenta de que Hawaii es un lugar donde se está bien. Cuando dijiste que tenías un blog pensé que sería la típica página aburrida que tienen los profesores, pero esta está bien jeje.
    Me ha gustado la página, entraré más veces.

  3. Gracias, Nat(Ami), intentamos que Hawaii sea un lugar agradable. Un locus amoenus donde restañar las heridas del alma y olvidar la mierda que nos rodea ahí fuera.
    Hablando de heridas y melancolía, no olvides que el cariño y las palabras adecuadas son medicinas inmejorables para aclarar los malos entendidos. Y más cuando éstos se producen entre quienes hay tanto afecto y tanta complicidad. Ahora que la tarde está nublada, no deberíais dejar pasar la oportunidad de sentaros ante un té o un chocolate caliente y de hablar para despejar las nubes. Ya sabéis cómo se hace.
    Un beso.

  4. Siempre las mismas preguntas…
    Hoy estoy melancólica, me acuerdo de mis primeras visitas sin dejar constancia, aquel día que me animé a comentar por primera vez, y ahora hay comentarios míos en casi todas las entradas… En Hawaii se está francamente bien.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: