Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Amigos

Alejandro Rossi, «Calles y casas», Manual del distraído, 1978 (Anagrama, 19972, págs. 56-57):

«Tengo amigos y el deseo de verlos sobreviene de pronto, esa urgencia de comunicar algo, una sensación, un fervor, una angustia, ahondar en la charla ese atisbo mínimo que quizás tuvimos. O buscarlos para monologar, para quejarnos, para recibir apoyo. O quedarnos callados, sin obligaciones pirotécnicas, en calma, esas conversaciones lentas, sin tema fijo, sin conclusiones, descansadas y azarosas. Son, aun en este caso, necesidades inmediatas cuya satisfacción exige un plazo. El entusiasmo se apaga si para encontrarnos debemos esperar cinco días, y para esas fechas es posible que también la depresión haya desaparecido. Existe el valium, el autoengaño y el sueño. Me gustaría, entonces, que mis amigos estuviesen cerca, que nos reuniéramos caminando apenas unas cuadras o en algún sitio que la costumbre haya establecido. Quisiera que la amistad recogiera esas efusiones momentáneas, los instantes del abandono o de la sinceridad, la trama viva de nuestras horas. La ciudad no favorece esa intimidad. Ni uno solo de mis amigos vive en la misma zona. Nos frecuentamos, todavía hablamos, pero hemos perdido ese trato cotidiano. La lejanía y las ocupaciones imponen estrategias complicadas: mañana es imposible, pasado mañana soy yo el que no puede, habrá que hacer una cita para el fin de semana, no éste, claro, porque saldrá fuera de la ciudad, tal vez el próximo, o mejor esperar una vacación, ya se acerca el día de los muertos y, además, no falta tanto para las navidades. La amistad se nutre de cenas planeadas con anticipación protocolaria, de encuentros esporádicos y fatigosos, porque él, obviamente, vive en el Sur y yo en el Norte. Queda el teléfono.»

Pues eso, el paso del tiempo y sus múltiples daños colaterales.

By the way: Gracias por el libro, Leopoldo.

Anuncios

Navegación en la entrada única

12 pensamientos en “Amigos

  1. Gracias por la visita, Jazmín. Me alegra saber que te van bien las cosas, te lo mereces. No te aflijas mucho ahora que empieza tu invierno, y recuerda que en Hawaii siempre brilla el sol.
    Un abrazo.

  2. …y el deseo de verlos sobreviene de pronto, esa urgencia de comunicar algo, una sensación, un fervor, una angustia, ahondar en la charla ese atisbo mínimo que quizás tuvimos…
    Eso.

    Espero que todo le vaya bien, profe 🙂 A mí las cosas me están yendo mucho mejor que antes, por suerte.

  3. Creía que estábamos hablando de los efectos del tiempo y, créeme, ése (la separación de aquellos a los que uno está más unido) suele ser uno de los más habituales. Aunque uno no quiera y se prometa firmemente que eso nunca va a pasar. Ojalá a ti no te ocurra.
    En cuanto a lo otro, me reitero: afortunadamente, vamos cambiando (la mayoría, para bien), porque si no, no aprenderíamos de las cosas que nos ocurren (las buenas y las malas), y nunca evolucionaríamos. Seríamos caricaturas (tipo cuarentón o cincuentón comportándose como un adolescente; ¿te suena?), y no personas.

  4. Yo prefiero ser gilip****s antes que separarme de los seres a los que quiero.

  5. ¿Lamentablemente? ¡¡Gracias a todos los dioses!! Menos mal que el paso del tiempo nos cambia, no me quiero imaginar siendo el mismo gilip****s que era cuando adolescente. ¡¡¡Uf!!!

  6. Ojalá los seres queridos que conocemos se quedaran junto a nosotros por siempre. Crees que nunca conocerás a unas personas como ésas. Lamentablemente la vida es un constante cambio y cada uno toma un camino distinto. La verdadera amistad supera los kilómetros y las diferencias horarias. La verdadera amistad se reencuentra porque, aunque nuestras elecciones hayan hecho que se separen dos vidas, éstas estarán destinadas a volver a encontrarse.

  7. Pues no, sale el myspace… voy a ver lo que pasa.
    Borra el comentario Eduardo por favor, que el myspace NO tendría que estar aquí jajaja

    Mira, es este: http://www.flechasazules.wordpress.com

  8. Más miedo me da a mí. 😉
    Ya me pasaré a “goler”.

  9. Eduardo, no te quería decir que también tenía un wordpress. Me da un miedo que lo leas, pero increíble.

    Hice uno pero lo borré, hace unos meses… A ver este si me dura.

  10. Gracias, pero el mérito es todo de Alejandro Rossi (y del querido L., que me ha pasado el libro). ¡Qué más fuera querío yo que escribir algo la mitad de bueno, profe!
    Y gracias también por la publicidad. Aquéllos que digan que vienen de tu parte tienen un 37,4 % de descuento en nuestra Duty Free Shop.
    Un abrazo.

  11. club8que80 en dijo:

    Me quito el sombrero ante este texto, estimado colega. También por la entrada anterior; pero por este fragmento delicioso, sobre todo. Lo he enviado a varias personas, a amigos, lejanos y cercanos, y ahora me preguntan quién es el tal hawaiano éste, autor del blog.

    Por cierto, sí, estudié en Málaga, todo o casi -un año fuera, con poco estudio, a decir verdad-, pero, como ya te comenté, no me gusta contar cosas por aquí.

    Saludos.

  12. anacharsis en dijo:

    Sin embargo, los seres humanos somos todos más o menos iguales, como se viene luchando por demostrar desde hace tres siglos. Incluso aquellos que no lo saben, y con independencia de su nacionalidad.

    La cultura es inseparable, en su origen y en su desarrollo, de la forma de vida: cambiemos ésta última durante doscientos años o más; y mientras tanto, hagamos lo posible por suplir lo que nos falta. Tampoco es tanto, ni tan importante desde el punto de vista de la mayoría (y quizá tengan razón, pero en otro plano).

    No me preocupa especialmente que mucha gente no sepa quién era Kafka: me interesaría que tuvieran un motivo para saberlo que no estuviera DIRECTAMENTE relacionado con la tarea cotidiana y siniestra de llenar el plato de sopa para luego vaciarlo en la garganta, etc. En este sentido, lo mismo me da Kafka que la acupuntura, la Cábala o la física cuántica.

    Un cordial saludo. No desesperemos: lo que ha sido inventado una vez es imposible de eliminar, y puede ser re-inventado perpetuamente.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: