Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Hawaii, Annus I

Pues sí, un año ya desde que decidimos explorar este territorio que dimos en llamar Hawaii. Desde entonces, habéis sido más de 30.000 los viajeros que habéis recorrido nuestras tierras y visitado sus rincones, y digo yo que no os debéis haber llevado muy mala impresión del todo cuando, a pesar de los volcanes, los tifones y los ídolos ceñudos e iracundos, tantos de vosotros habéis vuelto recurrentemente.

Y como vuestra presencia es regalo más que suficiente (¡inesperado por demás!), esta noche quiero corresponderos con algunos de mis imprescindibles. Como decían Los Panchos, «Soy tan pobre… ¿Qué otra cosa puedo dar?».

También tenemos tarta (¡de chocolate, of course!) y barra libre. No os cortéis, que mañana es sábado y no hay que trabajar. Ya se encargará alguien de barrer y ordenar la casa.

ag00328_

Álvaro Cunqueiro, Flores del año mil y pico de ave, 1968; Barcelona, Seix Barral, 1990, pág. 54:

HUYE UNA DAMA

Avisaban de las cazas en las Tierras Soberanas de Sedán, y una doncella llamada Clemence avisó al postillón de los trompeteros diciéndole:
-¡Si encontráis al ciervo lucero, avisadme, que es el hijo de mi señor y mi enamorado!
El ciervo lucero acudió al aviso, y el postillón mandó recado a la doncella. Vino Clemence al bosque, y el ciervo lucero le besó las manos.
-¿Cómo os desencantaré? -lloraba Clemence.
-No lo sé -dijo el ciervo en buen francés-. Pero, si me amáis, puedo encantaros de cierva y correremos por el bosque.
Accedió Clemence, se tornó cierva lucera, y al galope con su amor entró en el robledal. Por eso en las Tierras Soberanas hay que preguntarle al ciervo si es persona o animal, cuando comienzan las cazas en otoño.

Jaime Gil de Biedma, Compañeros de viaje, 1959; en Las personas del verbo, Barcelona, Seix Barral, 1982, págs. 45-46:

NOCHES DEL MES DE JUNIO

A Luis Cernuda

Alguna vez recuerdo
ciertas noches de junio de aquel año,
casi borrosas, de mi adolescencia
(era en mil novecientos me parece
cuarenta y nueve)
porque en ese mes
sentía siempre una inquietud, una angustia pequeña
lo mismo que el calor que empezaba,
nada más
que la especial sonoridad del aire
y una disposición vagamente afectiva.

Eran las noches incurables
y la calentura.
Las altas horas de estudiante solo
y el libro intempestivo
junto al balcón abierto de par en par (la calle
recién regada desaparecía
abajo, entre el follaje iluminado)
sin un alma que llevar a la boca.

Cuántas veces me acuerdo
de vosotras, lejanas
noches del mes de junio, cuántas veces
me saltaron las lágrimas, las lágrimas
por ser más que un hombre, cuánto quise
morir
o soñé con venderme al diablo,
que nunca me escuchó.
Pero también
la vida nos sujeta porque precisamente
no es como la esperábamos.

José Mª Álvarez, Museo de cera, 1970-2002; Murcia, ERM, 1984, pág. 219:

MORALIDADES

Yo hubiera querido entrar en la Tierra de las Tinieblas, pero desistí de ello por lo penoso que resulta encontrar allí víveres y por el escaso provecho que me depararía. (Ibn Battùta)

¡Valor! (Capitán Marryat)

No temas a la muerte,
pues es el mismo sueño que la vida,
y en ninguno somos nunca.
El Azar es nuestro padre.
La enfermedad que asola la ciudad o la belleza del cielo
son el mismo Azar.
A él me entrego.
Ríete de los dioses. Y adóptalos sólo
para defenderte de la locura de los hombres.
Amor, fortuna o derrota,
todo es tan efímero
como la lozanía de tu piel.
Y durará más el banco en que te sientas
para escribir que las palabras escritas.

Gracias a todos por venir.

Anuncios

Navegación en la entrada única

5 pensamientos en “Hawaii, Annus I

  1. Merci bien, vous êtes tres gentille, mademoiselle.

  2. Felicidades =D

  3. Gracias, musikboy y María.
    Pues sí, un año ya desde entonces, y muchas alegrías gracias a tantos amigos como vosotros. Intento siempre merecer vuestra confianza, y espero lograrlo tan a menudo como pretendo. Gracias again.

  4. María Ayllón en dijo:

    ¡Eduardo, felicidades!

    Un año ya desde que nos diste en clase la dirección…
    Tienes muchas visitas, no te quejarás, jaja

  5. Muchas felicidades y enhorabuena por el trabajo hecho con generosidad, rigor y mucho cariño. Que vengan muchos más años. Saludos.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: