Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Contra las olimpiadas, poesía

Boquiabiertos antaño con la ceremonia de apertura de los JJ.OO. de Pekín (me niego a eso de «Beijing»), y pasmados hogaño al saber que parte de la misma ha sido en diferido, en playback o con las imágenes trucadas digitalmente, digo yo que ya va siendo hora de combatir tanta plusmarca y tanto sudor (y tanto cuento chino) con un poquito de poesía, ¿no?

Y para ello, invitamos a nuestras playas a Dù Fû (712-770), considerado uno de los más grandes poetas de la literatura clásica china. En 1990 se publicaron sus Siete poemas de melancolía (Málaga, Newman/Poesía), en versión del eminente sinólogo Joaquín Pérez Arroyo (traductor de Los cuatro libros de Confucio, v.g.), quien escribió lo siguiente en la «Introducción»:

Dù Fû es, sin duda, el más grande de los poetas clásicos chinos. Su vida se extiende del 712 al 770, durante la dinastía Tang (618-907), una época de intensa creación y rápida expansión tecnológica, económica y cultural en el Asia oriental. El reinado del emperador Xuánzong (713-756) es generalmente considerado como la cumbre del período. La brillante corte de Zhángan (actual Xian), cosmopolita y refinada, era una meca de escritores y poetas que vivían a la sombra del monarca y de su famosa favorita Yang “Guífei” (“honorable concubina”). En el 755, An Lushan, un general ambicioso y semibárbaro, se rebeló contra el emperador, dando principio a una larga y destructiva guerra civil, que pone fin de hecho a toda una época.
La vida del poeta está fuertemente marcada por estos avatares. De una relativa despreocupación y facilidad de vida, Dù Fû se vio lanzado a una serie de emigraciones, huidas y dificultades económicas, que no cesaron hasta su muerte. Grandes regiones de China pasaron de la prosperidad a la miseria y todo lo que él había amado se extinguió o fue irremediablemente dañado.
No es extraño, pues, que abunden entre los suyos los poemas de tristeza y melancolía, que son a la vez lamento por una época más feliz y por una juventud perdida con ella.

Como anécdota, sabed que uno de sus poemas más reconocidos, «Balada del viejo ciprés», fue recitado para conmemorar la visita que el entonces presidente Bill Clinton hizo a China en 1998. Eso puede dar idea de la importancia de la figura de Dù Fû en la cultura china.

Combatamos, pues, el derroche de energía olímpica (y de frustraciones: por cada uno que celebra eufórico su triunfo, hay un ciento -y la madre- que lamenta amargamente su derrota) con dos de esos «poemas de melancolía»; en primer lugar, el poema V:

Traducido como «Venida a menos» por Pérez Arroyo:

De altas prendas una dama
oscuramente vive en un valle despoblado.
Dice ser hija de casa noble,
pero vive decaída entre hierbas y hojas.
Cuando el desorden enlutó las provincias centrales,
sus hermanos se toparon con desairada muerte y,
aunque fueron mandarines harto elevados,
no pudo ella ni recoger sus huesos.

El carácter del tiempo es odiar lo caído y periclitado
y que las cosas tiemblen como llamas de candela.
Su marido, un mozo ligero e inconstante,
tiene una nueva mujer de belleza de jade.
Hasta el algarrobo sabe las estaciones
y los patos de colores viven en compañía,
pero él sólo ve la sonrisa de la joven
y no puedo oír el llanto de la antigua esposa.
El agua del manantial es pura en la montaña.
Pero fuera de ella se enturbia.

Cuando la sierva vuelve de vender sus joyas,
tiene que arrastrar lianas con las que remendar el techo de paja.
Las flores que cosecha la dama no son para decorarse el pelo,
y a menudo son de ciprés, para matar el hambre.
Cuando el tiempo enfría sus mangas azules son delgadas.
Allí está, reposando junto a los bambúes mientras el sol se pone.

Y el poema VII:

Traducido como «Canto mis pensamientos sobre unos restos antiguos»:

Por miríadas de montes y valles he llegado al umbral de Chu.
Allí está todavía la aldea en que nació y creció Míngfei.
Cuando ella dejó sus purpúreas terrazas vio
[el desierto del norte extenderse sin fin.
Y ahora su verde sepulcro se orienta hacia el crepúsculo.
Hay retratos que grabaron su rostro acariciado por la brisa de primavera.
Pero, ahora, sólo el tintineo de su cinturón de jade anuncia
[el vano retorno de su espíritu las noches de luna.
Hace ya mil años que el laúd nos habla en su lengua bárbara,
para discutir con melodía su resentimiento.

NOTA (DEL TRADUCTOR).- Míngfei significa «concubina brillante» y es uno de los nombres de una dama de la corte que fue ofrecida como esposa a un rey de los bárbaros Xiongnú en 33 a.C. Su suerte inspiró innumerables poemas melancólicos y, a través de múltiples reelaboraciones y transformaciones, la ópera Turandot de Puccini. [This one goes to Juanmi: Nessum dorma…]

En el siguiente enlace tenéis una selección de textos de Dù Fû, en caracteres chinos modernos y tradicionales, y sus traducciones correspondientes… al inglés.  Pincha aquí si te interesa.

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “Contra las olimpiadas, poesía

  1. Si fuera sabío que estabas ocioso, te fuera ofrecío unas peonás en mi aún inconcluso Plan de Reformas Campilleras, que yo sé que eres un hombre de tu casa que lo mismo le da a la brocha gorda como coge el guarrito con frenesí y taladra todo lo que se le ponga a tiro…
    Welcome home, man.

  2. Gracias por la referencia operística. He vuelto a Hawaii después de estar de vacaciones en Barcelona.

  3. «Una sirena en la gruta mayor
    guarda el secreto de mi amor.»

    Y todo así…

  4. ¿Y cómo es que fuiste a dar a Hawaii…?

    ¿Te colgaste de la aleta de alguna tortuga distraída…?

  5. Cierto.

    Bienvenida a Hawaii. Sopla el viento de poniente, pero ni gota de lluvia.

  6. “El agua del manantial es pura en la montaña.
    Pero fuera de ella se enturbia.”

    Qué simple y bello…

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: