Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

El Cid

Entre los enlaces permanentes, acabo de incluir uno dedicado a “El camino del Cid“, un sitio absolutamente imprescindible para conocer todo lo relacionado con la figura de Rodrigo Díaz de Vivar, en sus dos facetas, la histórica y la literaria. Contiene una gran cantidad de materiales didácticos (el texto del poema en versión modernizada, análisis literarios, actividades, videos…) y turístico-culturales (las rutas de las campañas militares, p.e.). Os invito a conocerlo.

También acaba de salir al mercado el DVD de una serie emitida hace un par de meses por TVE, llamada, precisamente, El camino del Cid. Son dos discos con cuatro capítulos cada uno, y vienen con un libro a modo de guía turística que nos lleva a conocer las localidades por las que pasó el héroe de Vivar en su destierro. Lo he encargado para la biblioteca del instituto, así que pronto estará a vuestra disposición.

Viene todo esto a cuento, ya lo sabéis, por haberse “celebrado” en 2007 el octavo centenario, esto es, el ochocientos aniversario de la fecha de redacción del único manuscrito que tenemos del Cantar de Mio Cid. Lo que es tanto como decir el ochocientos aniversario del poema. 1207-2007 ¿Y habéis oído o leído algo al respecto? Fueraparte lo que yo os expliqué cuando pusimos la lectura del primer trimestre, me imagino que poca, muy poquita, cosa más. Nada que ver, desde luego, con el bombardeo inmisericorde que sufrimos en 2005 a cuenta del Quijote, que bien hartitos que salimos del dichoso centenario, don Miguel y don Alonso me perdonen.

¿Y a qué se debe que nuestro país no sólo no haya celebrado a lo grande la existencia del primer texto escrito de nuestra literatura (ahora no me vengáis con lo de las jarchas, eso es otra historia), sino que haya preferido pasar de puntillas sobre el asunto de una forma absolutamente vergonzante? Pues habría que preguntárselo a los señores que dirigen la política cultural en nuestros días, que son los encargados de poner en marcha las iniciativas oportunas, o de canalizar las que surjan de la sociedad civil. Ellos sabrán. Yo sólo puedo intuir las razones, o imaginarlas. Y de todas las que se me ocurren, ninguna es literaria; sólo políticas.

Claro, cómo vamos a celebrar la milagrosa existencia (si tenemos en cuenta el tiempo que anduvo perdido) de un poema en el que se cuentan las correrías de un fulano que se dedicó a luchar contra los moros (¡uy, perdón, que esa palabra no se puede decir!) y, lo que es peor, a derrotarlos las más de las veces. Pero es que, encima, al muy hijo**** también le dio por derrotar al Conde de Barcelona cada vez que se le puso a tiro. ¡Pero si es que llegó a hacerlo prisionero, en el colmo de la desfachatez! Para terminar de rematar la faena, el de Vivar tuvo la “buena suerte” de que a Franco le diera por hacer de él un símbolo de una gloriosa España imperial que ya sólo existía en su imaginación calenturienta.

Mentes preclaras habrán dicho: “Uy, uy, uy, a éste mejor no meneallo, no vaya a ser que alguno se nos moleste, y tengamos bronca”.

Y así han ido las cosas, que incluso personas más que medianamente cultas a las que me honro en frecuentar ignoraban que el año pasado fuera la fecha que fue. Está claro que uno no tiene por qué saber ciertas cosas, que son más propias de los especialistas, pero ahí es donde tendrían que haber intervenido los poderes públicos. Digo yo. ¿O es que todo el mundo sabe en España, o sabía antes del 2005, que la primera parte del Quijote se publicó en 1605? ¡Venga ya! Si en cierta ocasión llegué a ver en la tele que, a la pregunta de: “¿Sabe usted quién es Cervantes?”, un individuo dijo con absoluta seguridad y convicción: “¿Cervantes? Sí, hombre, el portero nuevo del…” Y nombró a un equipo de Primera División cuyo portero, en efecto, se apellidaba Cervantes. El hombre tenía razón.

¿Os imagináis a los franceses, a los alemanes, a los italianos… ignorando avergonzados que en tal fecha se cumplen no sé cuántos años de la existencia de su primera obra literaria? Yo no, la verdad. Definitivamente: no tenemos remedio. Ni vergüenza.

Anuncios

Navegación en la entrada única

13 pensamientos en “El Cid

  1. Sí, Eduardo, llevas razón. También en lo del nivel (y el interés) de “los gobernados” por estas sus cosas. A fin de cuentas, de entre los gobernados salen sus gobernantes… Lo del “Cid” quedó casi como una cosa castellano-leonesa, en cuanto a celebraciones y demás. La parte buena es que nos libramos de las muchas bobadas que se hicieron a propósito del “Quijote”. No me quiero imaginar el rap: “De los sos oyos, a-á, / tan fuertemientre (¡mientre!) / plorando mientras ando / y tengo todo el mando / (tornava-laca-besa-etiba-losca-tando) / man!”. Que por cierto, ahora que lo escribo: suena, suena bonito…

    En la parte afuera no digo yo que se volvieran locos, pero no deja de ser curioso que alguna que otra universidad norteamericana le dedicase un cuatrimestre a Rodrigo Díaz, con invitados de postín y de mucha, pero mucha calidad.

    Saludos.

  2. Sí, Ángel, conozco la labor de Montaner, que justamente calificas con las palabras del otro maestro, el de Ubrique.
    Y en cuanto a lo de los políticos, me remito a lo ya escrito. Cosas como ésas muestran la calaña de los que nos gobiernan, y el nivelito cultural de los gobernados, que tampoco es moco de pavo. En su momento comenté los hechos de marras en un círculo de personas a las que tengo por cultas y leídas y se confirmaba lo que escribí en el blog. Ninguna tenía ni la más remota idea de que aquella fecha tuviera semejante significación (es algo que se aprende en la escuela, quién se va a acordar de eso), y se preguntaban -me preguntaban- por qué no se hablaba de ello ni había grandes eventos tipo Quijote 2005. Una de las susodichas es una chica francesa que también vino a confirmar mi tesis: no comprendía que las Españas, la cultural, la académica, la política, la de todos los días, no fueran una fiesta celebrando el texto fundacional de nuestra literatura. Ni a la una ni a los otros supe qué responderles.
    Y ninguno de ellos ha dimitido.
    Y espero que todos juntos ardan en el infierno, en la misma caldera, para que se jodan teniendo algo en común por toda la eternidad.

  3. Buenas noches. Llego hasta este post por la vía de los “comentarios recientes”. Y me alegro mucho de verlo y de leerlo. Eduardo, me parece muy acertado lo que dices. Las celebraciones de 2007 se quedaron escasísimas, y a nivel nacional (perdón: estatal) los políticos procuraron mirar para otro lado, mientras silbaban… Menos mal que el año nos deparó, entre otras cosas, la im-presionante (Jesulín dixit) edición de Alberto Montaner, que probablemente conocerás ya. Lo que resulta menos conocido, pero muy recomendable, es una versión modernizada que el mismo editor sacó en Burgos también por esas fechas. Sí, sí, ya sé que las versiones modernizadas nos hacen fruncir el ceño, pero a ciertos niveles tienen sus utilidad. Y la que menciono está muy bien hecha.

  4. Mañana te cuento en clase, Laura. Si tuviera que hacerlo por escrito, yo estaría tecleando tres horas y tú te aburrirías de leer. Así que, como queda dicho, mañana lo hablamos en clase. Y sí, si tiene que ver con un cierto tipo de censura. Recuerda lo que hemos leído en 1984 sobre la constante manipulación del pasado, y por ahí van algunos tiros.
    Hasta mañana.

  5. Laura María Barroso Rodríguez 1º B en dijo:

    Diste de lleno con lo del Quijote. Es lo que tiene vivir en “un mundo no tan bien hecho”… En fin, al lío.
    Me ha surgido una pequeña gran duda (que me encantaría que aclarases) tras leer esta entrada: ¿qué tiene de polémica la historia de Don Rodrigo en la actualidad? Me he quedado un poco patidifusa… ¿Tiene algo que ver con la censura? Y, si es así, ¿qué hay de censurable en la obra? Yo no la he leído (tal vez sea la causa de que no lo entienda), pero la mente humana es muy curiosa jajaja. Thankssss!!

    Saludos =)

  6. Gracias por tus palabras, Linda. Siempre serás bien recibida, pero… ¿Quién eres? No me cabe duda de que te conozco, pero no te reconozco. I apologize.
    ¿Y quién es la Parker? ¿Una mala persona? ¿La pluma estilográfica que me regaló un buen amigo hace algunos años? ¿La hermana secreta de Peter Parker, a.k.a. Spiderman? Es que ya me dejas con miedo, saber que tengo que tener cuidado con ella… Yuyu…

    P.S.: By the way, me encanta eso de “te detallaré verso por verso”. ¡Qué bonito!

  7. Genial, ya te comentaré con más tiempo. Me encanta el “Fueraparte”.

    Cuando apruebe te detallaré verso por verso. Un beso y cuidadito con la Parker.

  8. No sólo ignoran eso. También ignoran las ocasiones en que el Cid puso su espada al servicio de distintos reyes moros. Pero es que, claro, empiezan por ignorar lo que significa el sobrenombre de “El Cid” y quién se lo otorgó (y por qué). No hay manera.

  9. Pues sí. La progresía gobernante se encarga, como en Animal Farm, de dogmatizar a las masas y decidir qué es bueno o malo para ellas, creando catálogos de cosas buenas y malas, de ‘progresistas’ y reaccionarios, etc. Pero, con respecto a Rodrigo Díaz, quizá no sepan que los republicanos exiliados durante la dictadura de Franco se identificaban con la figura del Cid, quien fue desterrado por defender la legalidad vigente, al igual que ellos.

  10. Muchas gracias, Camila.
    No ha ido mal el día, no. Sobre todo, porque no tenía demasiadas clases.
    Gracias de nuevo por acordarte. Nos vemos mañana.

  11. Camila Daris en dijo:

    Feliz cumpleeeee!!!!
    Estás viejito ya eh 🙂 jaja es broma
    Te busqué por el insti y no te vi en todo el día para felicitarteeee, pero bueno aquí estoy ya casi al final de tu día. Más vale tarde que nunca.. Espero que lo pasases biennn!!!
    Besosss!

  12. Y sin perdón.
    Yo también me cago en Barthes. Y en Hjelmslev.
    Suerte.

    ¡Ah! Y gracias por acordarte de mi cumpleaños. El año que viene ya seré mayor de edad. ¡Estoy taaaaan impaciente! 😉

  13. Te felicito también por aquí y, ya de paso, manifiesto mi sufrimiento ante la prueba de mañana. Para muestra de lo que me espera, un botón:
    http://www.calatayud.unedaragon.org/examenes/enunciados/45/1/45104/451040-08J1.pdf

    PD: Me cago en Barthes (con perdón)
    PD2: Perdón por salirme del tema del post

    ¡Saludos!

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: