Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Quiero ser santa

Quiero ser santa

Quiero ser canonizada,
azotada y flagelada,
levitar por las mañanas
y en el cuerpo tener llagas.
Quiero estar acongojada,
alucinada y extasiada,
tener estigmas en las manos.
en los pies y en el costado.

Quiero ser santa.
Quiero ser beata.

Quiero estar mortificada
y vivir enclaustrada.
Quiero ser santificada,
viajar a Roma y ver al Papa.
Quiero que cuando me muera
mi cuerpo quede incorrupto,
y que todos los que me vean
queden muertos del susto.

Quiero ser santa.
Quiero ser beata.

¿Poesía mística? ¿Santa Teresa de Jesús? No: “Quiero ser santa” (1982), de Parálisis Permanente, uno de los himnos más emblemáticos de la llamada “movida madrileña“. La letra no requiere de ningún tipo de comentario; anda que no le habría encantado escribir algo así a la santa de Ávila.

Ahora, el 14 de mayo, se han cumplido veinticinco años de la muerte en accidente de coche de su cantante, Eduardo Benavente (1962-1983). ¿Habéis oído o leído algo en prensa? Casi seguro que no, a no ser en prensa especializada. ¡Hombre, si se tratara de algún otro de por ahí! No sé: Elvis Presley, Jimi Hendrix, Brian Jones, Keith Moon, Janis Joplin et alia. Cada año, cuando llega la fecha, puntualmente, nos informan del **** aniversario de la muerte de… Sin embargo, y recurriendo a una expresión muy manida ya: ¿qué hay de los mártires del rock español? No tenemos remedio.

Benavente fue uno de los personajes claves de toda aquella historia, y sin él las cosas habrían sido muy distintas. No sé si mejores o peores, pero muy distintas. Seguro.

Al final lo fueron. Sin él.

Recuerdo como si hubiera sido hoy mismo la mañana del día 15 de mayo, cuando nos enteramos de su muerte: estábamos en C.O.U (2º de Bachillerato en el sistema actual), y, por la razón que fuera, que no hace al caso, no habíamos entrado a clase, sino que nos habíamos quedado en el bar del instituto: Marcos, Ramón, Cecilia, Reme, Bernardo, José Manuel, Gema, José Antonio, Elena, José Luis, Carmelo, Mª del Mar… Una piarda en toda regla. Alguien le estaba echando un vistazo al periódico y de pronto un “¡Joder!” alto y claro, estupefacto, incrédulo. “Oye, que se ha matado el cantante de Parálisis Permanente”. Silencio.

Recuerdo a alguna de las chicas camino de los servicios, llorando a lágrima viva, y al resto, con la cabeza metida en el periódico para saber los detalles.

Recuerdo a todos con la certeza de que la vida había vuelto, una vez más, a ser lo que suele ser: injusta. Una mierda.

Aprendimos que podíamos ser héroes. Un día nada más. Y que merecía la pena:

Yo, quisiera poder
nadar, nadar bajo el mar.
Y nada, y nada nos alejaría.
Ser como delfines por siempre jamás.
Podemos ser héroes
un día nada más.
Yo sería el rey
y tú serías la reina.
Y nada nos separaría.
Seremos nosotros
un día nada más.
Podemos ser héroes
un día nada más.
Yo, yo puedo acordarme
estar contigo en Berlín.
Y nada, nada nos separaría.
Seremos nosotros
un día nada más
Podemos ser héroes
un día nada más.

(Versión del “Heroes” de David Bowie, 1977; incluida en el único LP de la banda, El acto, 1982).

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Quiero ser santa

  1. ¡Hombre, Ramonchi, qué alegría verte de nuevo por aquí!
    Completamente de acuerdo. Suscribo palabra por palabra lo que dices, incluido lo de la versión del «Heroes» de Bowie. No sé si será una herejía, pero a mí me gusta más la de Parálisis Permanente, más rápida, con más fuerza. Más joven. Al otro parece como si le costara arrancar…

    P.S.: Por cierto, no me dices nada de cómo ves que va esto. ¿Sorprendido? Yo lo estoy.

  2. Ramón Soler en dijo:

    Pues sí, Eduardo, Parálisis Permanente fue un grupo genial. Todavía recuerdo el día en que falleció Benavente, con tan solo 20 añitos el pobre. Es increíble la madurez que tenía esta gente. Pienso en el mismo Benavente, en Alaska, en Bernardo Bonezzi, en Poch y otros más, que con menos de 20 años hacían una música fresca y unas letras que hacen sonrojar a las de los actuales grupos. No estaría mal hacer un estudio analizando las letras y palabras usadas por grupos como Parálisis y otros similares y hacer lo mismo con los de ahora. Cuesta trabajo encontrar un número 1 (ó 2 ó 3) en ventas que no haga canciones ñoñas llenas de mariposas de colores, de amor para toda la vida y de besos cursis sin una pizca de ironía. ¿Quién mienta hoy una palabra como estigma, incorrupto o mortificada?
    Pero es que lo mismo pasa con una música que ya sabes que me apasiona (y que para mí es mucho más que una música), el flamenco. Se pueden contar con los dedos de una mano amputada por el AVE los cantaores que al ponerse a componer letras (o músicas) nuevas no desbarren y caigan en la chabacanería o, lo que es peor, en la ramplonería insulsa.
    Por cierto, que la versión que hicieron los PP (perdón por las siglas) del “Héroes” de Bowie supera al original. ¿O no?
    Abrazos

  3. Tengo un Cd de Parálisis con 6 temas inéditos por aquí. “Singles y Primeras Grabaciones” del año 1995. Es bastante curioso. Si te interesa, y no lo tienes, puedo grabártelo si quieres.
    Un beso.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: