Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

Sin precio

Carson McCullers, La balada del café triste, 1951 (Ed. Seix Barral):

Si se pone uno a considerar, hay momentos en que parece que la vida tiene muy poco valor, o que no tiene ninguno. Cuántas veces, después de haber estado uno sudando, y esforzándose, y las cosas no se le arreglan, se le mete a uno en el fondo del alma el sentimiento de que no vale gran cosa.

Pero que no, que no es así. Que todo termina encajando. En Hawaii, a veces padecemos las inclemencias del tiempo. Tormentas tropicales, tifones, tornados… Los más bravos las desafían y se lanzan sobre sus tablas a surfear frente a la costa; los otros, más prudentes, o timoratos, esperan a que escampe escuchando a Jack Johnson. Porque al final siempre escampa y sale el sol. Para todos. En Hawaii.

See you.

Anuncios

Navegación en la entrada única

9 pensamientos en “Sin precio

  1. ¡Ay, musikboy, que se me olvidaba el trance por el que pasas! Gran egoistón estoy hecho. Venga, ánimo, que por trances más terribles has pasado (grandes resacas a los pies de la Acrópolis, sin ir más lejos). See you, mate 🙂

  2. Y los hay que, tras haber estudiado mucho, mucho, mucho y estar ya trabajando, un día se levantan medio tontos y se ponen a estudiar otra vez. Es mi caso. Y se me había olvidado lo que era mayo. Estoy muy agobiado. Saludos.

  3. Es curioso, Inma, que, a pesar de llevar casi toda la vida siendo estudiantes (porque la mayoría de nuestros alumnos, afortunadamente, no han hecho otra cosa), y de que ya tendrían que saber de sobra cómo funciona esto, en cuanto llega abril, invariablemente, entran en estado de alteración supina y, junto a las flores y las alergias, florece súbitamente la palabra, la gran palabra, la única palabra: “agobio”. “Estoy agobiado” por aquí, “es que estoy muy agobiada” por allá… No hay forma de tratar con el personal. En fin, lo bueno es que pasa pronto y, en efecto, el verano termina por aclarar nuestras mentes.
    Lo de Shakespeare igual no funciona, pero lo de MSP debería llegarles al alma. Muy bien traído. Aplausos.

  4. Hola y gracias a las dos Marías. Deseo de corazón veros a menudo por Hawaii 😉

  5. Este post y el comentario de Elvira me recuerdan unas palabras de Shakespeare que comentamos en clase el 23 de abril,(por aquello del día del libro):
    “The worst is not, So long as we can say, ‘This is the worst.’ ” . ( King Lear, Act IV, Scene I).
    [No estamos en lo peor mientras podamos decir “esto es lo peor”.]

    Como dice Eduardo, al final siempre sale el sol. Manic Street Preachers, que no se caracterizan por ser un grupo muy optimista, ya lo dicen en su canción Indian Summer:
    “Maybe the Summer, will come and clear our minds
    And find the impulse, to love the sunshine”
    [Quizás el verano llegue y aclare nuestras mentes, y encontremos el impulso para amar la luz del sol]

    Saludos a todos.

  6. Maria Ayllón y María Arias en dijo:

    ¡Hola Eduardo!

    Estamos aquí las dos Marías cotilleando un poco tu página, y pasamos a darte un saludo…

    Y entraremos más a menudo en la página para ver lo que vas publicando…

    Saludos.

  7. Gracias.
    Me encanta que me recomienden libros.
    Además que seguro que si me lo recomiendas tú, seguro que me fascina, porque sé que me conoces un poquito…
    Gracias, de nuevo.

  8. Gracias, Elvira, me abrumas. Eres demasiado amable.
    Y para corresponderte, voy a hacer algo que sabes que casi nunca hago: recomendarte un libro. Precisamente uno de Carson McCullers, a quien pertenece la cita. Creo que te va a gustar. Casi toda su obra está editada en Seix Barral, y ahora se acaba de publicar El aliento del cielo, un tomo en el que se recopilan todos sus relatos y novelas cortas. Es una escritora pasmosa. Sólo sus títulos (“La balada del café triste”, “Reflejos en el ojo dorado”, etc.) te agarran por las solapas y no te sueltan. Una de las grandes, grandes.
    Un beso mú goldo 🙂

  9. ¡Cuánta razón llevan tus palabras!
    Ese es el sentimiento que tengo yo desde que empieza el día hasta que acaba…
    En cada paso que doy me inundan las dudas. Una y otra vez no paro de preguntarme si todo esto lleva a alguna parte.
    No deja de atormentarme la idea de que las cosas no son cómo un día soñé, la sensación de que podía hacer más de lo que hago… Esa cosas extraña de saber que puedes más, pero que todo te detiene, que nada está a tu favor, y que no es tu camino el que elegiste…
    Sin embargo, comienzo a valorar la vida, la oportunidad de estar vivos, desde el mismo momento en el que empiezo a plantearme el por qué de seguir aquí…

    Mi “leyenda persona” es otra, y lo sé…

    Un abrazo enooooooome, y gracias por todas esas palabras, todas esas ideas…
    Todo lo que escribes me lleva a alguna parte.

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: