Cita en Hawaii

«A veces el amor tiene caricias frías, como navajas de barbero.»

“Nel mezzo del cammin di nostra vita”

Nel mezzo del cammin di nostra vita
mi ritrovai per una selva oscura,
chè la diritta via era smarrita.
(Divina Comedia, Infierno, canto I, versos 1-3)

Con estas palabras comienza la Divina Comedia, de la que tanto hemos hablado estos días en clase: «A la mitad del camino de nuestra vida / me encontré en una selva oscura, / porque había perdido la buena senda» (traducción de Nicolás González Ruiz para Bibliotheca Homo Legens, 2005; se trata de una edición bilingüe de altísima calidad a un precio increíble). Esta edición trae una breve síntesis argumental de la obra que creo que os puede ser útil (mirad en Document).

Esa selva oscura (en la que más de uno andamos tan perdidos como Dante, «nel mezzo del cammin di nostra vita»), volverá a aparecer entre nosotros muy pronto, no bien lleguemos a nuestro siglo XVI, así que no le perdáis la pista. Como os dije que no había que perdérsela al término «dantesco», en su tercera acepción: «Dícese de las escenas o situaciones desmesuradas que causan espanto.» (Diccionario de la R.A.E.; en adelante, DRAE); pues bien, hoy mismo, domingo 20 de abril, el periódico El Mundo relata en los siguientes términos el terrible accidente de tráfico que ocurrió el sábado en Benalmádena:

Hala, para que luego digáis… Os dejo con un enlace en el que podéis acceder al texto completo de la obra traducido al español. Parece que se trata de la traducción de Luis Martínez de Merlo que publicó la Editorial Cátedra en su colección Letras Universales. Que os sea leve.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en ““Nel mezzo del cammin di nostra vita”

  1. Gracias, Ramonchi.
    Si no fuera por amigos como tú, merecería la pena tener más enemigos.
    En cualquier caso, si sigues empeñado en lo de astronauta, ya sabes que hay una filmografía básica de consulta obligada: ver a Tony Leblanc en “El astronauta”. Ahí puedes aprender todo lo que necesites sobre el particular.
    Un abrazo.

  2. Ramón Soler en dijo:

    Querido amigo Eduardo:

    Aunque sabes que nos conocemos desde que teníamos solo dientes de leche no dejarás nunca de sorprenderme.

    Tengo que reconocer que si de adolescente hubiera tenido un profesor de literatura como tú quizás mi vocación hubiera sido… la de astronauta.

    Cuenta conmigo para lo que pueda ayudarte en esta estupenda página que servirá para que tus alumnos aprendan más todavía.

    Enhorabuena y un fuerte abrazo

Nos encantaría conocer tu opinión sobre esto…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: